Se avanza en los planes para la transformación del campo Colombiano

Están listos ocho de los dieciséis Planes de Acción para la Transformación Regional (PATR), enfocados al cambio en diez años de los territorios más afectados por el conflicto armado, pobreza, presencia de economías ilícitas y debilidad institucional.

[rev_slider_vc alias=»campesino2″]

Luego de la firma del Acuerdo Final entre el Gobierno Nacional y el grupo armado FARC-EP. Fue necesario crear un gran proceso de participación para que cada comunidad, campesinos, grupos étnicos y actores involucrados, comunicaran sus necesidades, visión e iniciativas, con el objetivo de iniciar una transformación articulada y coherente en sus territorios.

Podría reconocerse como otro de los sucesos históricos en Colombia en temas de paz, al abrirse un escenario donde el ciudadano de a pie afectado por el conflicto armado, tiene voz y establece los parámetros con los que quiere que se rija su vida y la de su comunidad, por medio de una construcción colectiva que incluye también la participación de actores privados, entidades internacionales, Gobierno Nacional, Autoridades Municipales y Departamentales y que demanda unos compromisos y desarrollo a 10 años.

Para lograrlo, se ideó una metodología para recoger las opiniones de cada núcleo afectado por el conflicto armado, dividida en tres fases: Veredal, consiste en generar pactos comunitarios; Municipal, se basa en el análisis de esos pactos comunitarios para dar paso a unos pactos municipales, y Subregional, la cual incluye los pactos municipales para finalmente obtenerun documento llamado Plan de Acción para la Transformación Regional (PATR).

¿Qué planes de transformación regional se han firmado?

Actualmente se han firmado ocho Planes de Acción para la Transformación Regional (PATR), en las Subregiones del Sur de Bolívar, Montes de María, Chocó, Sur de Córdoba, Arauca, Sur del Tolima, Putumayo y Catatumbo. En estos planes se recogieron las visiones de sus territorios, diagnósticos y unas iniciativas detalladas que deben cumplirse en un determinado plazo.

Por ejemplo para la realización del PATR en el Sur de Bolívar, se contó a nivel general con la participación de 6.167 personas, 2.288 mujeres y 3.580 hombres, quienes propusieron 614 iniciativas. Como resultado en el 2028, esperan que su región sea “habitada por un pueblo multicultural que a través del dolor y del perdón aprendió a generar unión, convivencia, reconciliación y paz. La región se ha convertido en un modelo de desarrollo económico, político, social, cultural, ambiental y sostenible a nivel nacional e internacional, gracias al trabajo conjunto y participativo de los campesinos y campesinas, pescadores y pescadoras, pequeños y medianos mineros, pueblos étnicos, víctimas del conflicto armado, organizaciones sociales fortalecidas y población en general, con instituciones públicas y privadas, teniendo en cuenta el enfoque de género y diferencial.”

¿Qué otros territorios están en el proceso de construcción de los PATR?

Se priorizaron 16 subregiones del país compuestas por 170 municipios de 19 departamentos. El proceso de participación debe llevarse a su última fase para la firma de los planes de transformación regional en las subregiones de: Alto Patía – Norte del Cauca, Bajo Cauca y Nordeste Antioqueño, Pacífico Medio, Pacífico y Frontera Nariñense, Sierra Nevada – Perijá, Urabá Antioqueño, Cuenca del Caguán y Piedemonte Caqueteño, Macarena – Guaviare.

La Agencia de Renovación del Territorio, espera culminar estos procesos en diciembre de 2018. Entre los últimos avances de este mes, se resalta la firma del PATR del Catatumbo que se desarrollará en el día de hoy en el hotel Tonchala de Cúcuta. La construcción del plan contó con la participación de 8.065 personas del área rural. Según la gerente del PDET de la región, Sonia Rodríguez, “El PATR es el resultado de un gran diálogo social que empezamos desde las bases, las veredas, hace algo más de un año. De un ejercicio de participación, sin precedentes…”

Aunque se sabe que estos diálogos no son un proceso fácil, es importante señalar los sentires positivos que se han despertado desde los actores más afectados por el conflicto armado, como lo mencionó Efraín Silva, líder del Meta, en una de las reuniones del programa: “Que la comunidad sea realmente tenida en cuenta como se está haciendo en este proceso”, “el mensaje es claro y creo que debemos solidarizarnos con los colombianos que vemos el futuro de nuestras familias en la paz, ya bastante tiempo de guerra hemos tenido”. Haciendo referencia a la oportunidades de construir un futuro a partir de la participación en los PDET.

Algunos datos de los Planes de Acción para la Transformación Regional (PATR) firmados:

En el Sur de Bolívar, subregión conformada por los municipios de Arenal, Cantagallo, Morales, San Pablo, Santa Rosa del Sur, Simití y Yondó. Además de contar con la participación de comunidades, campesinos, grupos étnicos, víctimas y gobierno, se desarrollaron diálogos con actores privados como Fedepalma, Ecopetrol y Transporte Fluvial San Pablo, Empresas extractoras de minerales e Impala. También se conformó una mesa ambiental.

El PATR de Montes de María, fue realizado por actores de los Municipios de Chalán, Coloso, Córdoba, El Carmen de Bolívar, El Guamo, Los Palmitos, María la Baja, Morroa, Ovejas, San Antonio De Palmito, San Jacinto, San Juan Nepomuceno, San Onofre, Tolú Viejo y Zambrano. Se destaca la participación de 10.376 personas, y su apuesta por incorporar propuestas de desarrollo utilizando elementos y herramientas propias para combatir la extrema pobreza.

La subregión de Chocó, es conformada por los municipios de Acandí, Bojayá, Carmen del Darien, Condoto, El Litoral del San Juan, Istmina, Medio Atrato, Medio San Juan, Murindó, Nóvita, Riosucio, Sipí, Unguía y Vigía del fuerte. En esta subregión se aplicó el mecanismo especial de consulta. Sus pactos étnicos y municipales, fueron construidos con 1275 actores del territorio, y con 14 administraciones municipales.

En la subregión Sur de Córdoba, integrada por los municipios de Montelíbano, Puerto Libertador, San José de Ure, Tierralta y Valencia, sus pactos fueron construidos con 6570 actores del territorio, y con 5 administraciones municipales. Se resalta el enfoque de género mujer rural, grupos motores y se llevó a cabo una Ruta Étnica.

En el PATR del sur del Tolima, compuesto por Ataco, Chaparral, Planadas y Rioblanco, los pactos fueron construidos con 6083 actores del territorio, y junto a las 4 administraciones municipales. Se destaca en las tres fases, la incorporación de los enfoques diferenciales: étnico, de género y enfoque reparador. También se tuvo en cuenta La Ruta del Chile y Minga del Pensamiento, a las cuales se vincularon las 22 comunidades indígenas. En cuanto a las organizaciones afrodescendientes, se identificaron 3 que participaron de la iniciativa.

En la subregión de Arauca, conformada por los municipios de Arauquita, Fortul, Saravena y Tame, los pactos que consolidaron el Plan de Acción para la Transformación Territorial, fueron construidos con 5256 actores del territorio, y con las 4 administraciones municipales. Se desarrolló además una Ruta Étnica, con 5 pueblos indígenas y comunidades afro.

En el PATR firmado en Putumayo, contó con la participación de 3378 personas de la región, incluídos 15 pueblos indígenas; y 65 rutas con comunidades negras del departamento. Consolidando una visión e iniciativas de desarrollo rural integral sostenible, incluyente y en coherencia con las condiciones e identidad andino-amazónica.

Otros datos claves que deberías saber de los PART:

Puedes conocer más sobre estos planes en el siguiente link:

Otras Noticias

Fundación Chasquis: Comunicación al servicio de la paz
Leer Más
‘Nosotros seguimos’: Una huella imborrable
Leer Más
Editorial
Leer Más