¿Qué lugar tienen el campo y la restitución de tierras en el “Pacto por Colombia”?

“Pacto por Colombia. Pacto por la equidad”. Este es el nombre que el Gobierno nacional le ha dado a su Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2018-2022. Se trata de un nombre poco conocido por la población en general hasta el momento, pero que seguramente en el transcurso de 2019 llegará a oídos de todos los colombianos. Es, en pocas palabras, el equivalente al “Todos por un nuevo país” del segundo período presidencial de Juan Manuel Santos.

Foto: Fundación Chasquis

Las bases del proyecto, el cual será radicado ante el Congreso durante el próximo mes de febrero, abarcan temas que van desde los servicios públicos hasta la macroeconomía. Se trata de un documento que desde ya los analistas y los expertos analizan con lupa. Y no es para menos, ya que el PND es el conjunto de las políticas gubernamentales que serán implementadas durante los próximos cuatro años en el país. Es decir, su ejecución repercutirá en todos los sectores de la sociedad.


El campo, cuestión indispensable

Si bien a lo largo del texto hay constantes referencias a la manera en que se aplicarán las políticas oficiales en los territorios rurales, un tema insoslayable en relación con el campo es el punto II, llamado “Pacto por el emprendimiento y la productividad”, específicamente su epígrafe E, denominado “Campo con progreso”.

En esta parte del documento llama la atención una cifra que manifiesta la importancia del sector agropecuario en la economía colombiana. “En 2017 aportó el 6,9% del valor agregado total y generó el 16,7% del empleo nacional”, se afirma, gracias a datos de 2018 aportados por el DANE.

De ahí que el Gobierno haya trazado como el primero de sus objetivos orientadores en este punto, lo siguiente: “Crear las condiciones para que la tenencia de la tierra y el ordenamiento productivo habiliten el desarrollo agropecuario, la inclusión productiva y la seguridad jurídica”.

En pocas palabras, el texto no solo resalta la relevancia del universo rural en cuanto a su aporte a la economía nacional, sino que identifica como base fundamental para la ejecución de sus políticas públicas en el campo, el tema de la propiedad de la tierra.

 

La restitución de tierras en el PND

En el punto XII, titulado “Pacto por la equidad de oportunidades para grupos étnicos”, aparecen las primeras (y prácticamente las únicas) referencias del documento sobre este tema, algo que resulta llamativo teniendo en cuenta que por lo general los temas de restitución no se han limitado históricamente a la condición étnica en Colombia.

En cuanto a la ejecución de este punto, el proyecto enfatiza lo siguiente: “Con enfoque preventivo, el Ministerio del Interior, en coordinación con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, establecerán protocolos de acción entre la Agencia Nacional de Tierras, la Unidad de Restitución de Tierras y la Unidad para las Víctimas, con el objeto de agilizar los procesos de atención a las solicitudes de comunidades étnicas víctimas en temas relacionados con protección de territorios étnicos constituidos, retornos y reubicaciones”.

Palabras que a la luz del panorama actual sobre las problemáticas en los territorios en relación con los derechos de la tierra, resultan insuficientes para dar luz sobre los mecanismos puntuales mediante los cuales el Gobierno abordará uno de los aspectos fundamentales de los cuales depende la productividad en el campo que se resalta en el denominado “Campo con progreso”.

Aun así, cabe aclarar que en entrevista reciente publicada por el diario El País de Cali, el director de la Unidad de Restitución de Tierras, Andrés Castro Forero, afirmó que la restitución de tierras está incluida dentro de los pilares del actual Gobierno. El funcionario acotó que en este asunto “los recursos para 2019 están garantizados”. El seguimiento al tema será indispensable a lo largo del presente año.

Otras Noticias

Fundación Chasquis: Comunicación al servicio de la paz
Leer Más
‘Nosotros seguimos’: Una huella imborrable
Leer Más
Editorial
Leer Más