Los campesinos reclaman su lugar en el Plan Nacional de Desarrollo

El pasado 21 de febrero se realizó la audiencia pública “El Campesinado en el Plan Nacional de Desarrollo-PND”, donde se presentaron propuestas, peticiones y visiones de las comunidades y organizaciones frente al componente campesino dentro del PND, radicado por el Gobierno Nacional ante el Congreso.

Foto: Fundación Chasquis

Preocupación y desconcierto manifestaron los diferentes representantes de organizaciones sociales campesinas con el nuevo Plan Nacional de Desarrollo, por los cambios, ausencias, eliminaciones y nuevas propuestas que afectan el bienestar de los colombianos, en especial a los “autores principales de nuestra sostenibilidad alimentaria, nuestros campesinos” como lo expresó la senadora Aída Abella, convocante a esta audiencia, junto con congresistas de las bancadas alternativas: Iván Cepeda, Alberto Castilla, Feliciano Valencia, Cesar Pachón, Pablo Catatumbo, David Racero y David Jaramillo.

El PND es el encargado de dar a conocer la distribución de los presupuestos con el Plan Plurianual de Inversiones, proyectos priorizados, los lineamientos de las políticas, los objetivos y la visión del presidente frente a la nación.

Organizaciones sociales campesinas han estudiado a fondo el nuevo PND y determinaron que su ausencia dentro del proyecto es preocupante. También recordaron la existencia el “Pacto por la equidad rural y el bienestar de la población campesina para la inclusión del campesinado en el PND 2018-2022” propuesta que ya fue entregada al Consejo Nacional de Planeación- CNP en diciembre de 2018.

El pacto es, de acuerdo a lo manifestado por las organizaciones campesinas regionales y nacionales, el camino para lograr la igualdad material de los derechos de la población campesina por medio de ocho líneas estratégicas: Acceso, formalización y territorialidades campesinas-áreas protegidas; fortalecimiento economía campesina y adecuación institucional; acceso a derechos; infraestructura productiva; cultivos de coca, marihuana y amapola; ambiente y cambio climático; mujer campesina; y jurisdicción agraria.

Foto: Fundación Chasquis

En el desarrollo de la audiencia, diferentes delegados de las organizaciones sociales campesinas presentes (1) expresaron su preocupación por estar marginados dentro de el plan de financiamiento del país, algo que consideran gravísimo para su supervivencia pero también para el cumplimiento de los Acuerdos de Paz y lo pactado en el punto 1: Reforma Agraria Integral, frente a la cual, los campesinos tenían la esperanza de ser beneficiados con la posibilidad de construcción de nuevas relaciones entre el campo y la ciudad.

La ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz fue otro tema de discusión. Interpretada por los campesinos como un elemento apartado de los objetivos y prioridades del Gobierno, crea preocupación en sus poblaciones, las cuales temen que el conflicto armado en Colombia regrese como en décadas pasadas y se pierdan las garantías establecidas en el Acuerdo de Paz para el campesinado.

 

PGN: Estado de Cosas Inconstitucional en materia de tierras.

El procurador delegado para Asuntos Agrarios y de Restitución de Tierras, Diego Trujillo presentó en la audiencia los elementos que el pasado 7 de febrero expuso ante la Corte Constitucional, donde advierte vulneración de derechos de los sujetos de especial protección constitucional que se deben beneficiar con la reforma agraria y la reforma rural integral: “Estos sujetos se ven afectados por la expedición de títulos emanados de una autoridad no competente, así como por la omisión de la autoridad administrativa de adelantar de forma oportuna y eficaz sus actuaciones misionales de clarificación y recuperación. Igualmente, los sujetos rurales ven impactados negativamente sus derechos por la imposibilidad de determinar con suficiencia la condición jurídica y física de sus predios en virtud de las falencias registrales y catastrales”.

Trujillo mencionó también que la situación de vulneración de derechos se agrava ante la prolongada omisión del cumplimiento de las obligaciones a cargo de autoridades públicas.


Unión y movilización

Las organizaciones campesinas esperan que sus necesidades sean prioridad del Gobierno Nacional, que no sigan eliminando los artículos establecidos constitucionalmente que les permiten proteger su bienestar. Les preocupa la visión del Gobierno Nacional dentro del PND, el cual, según ellos, no los ve como territorios sólidos y sustentables, sino territorios que deben ser controlados a través de la militarización. Demandan su reconocimiento como campesinos y campesinas que con su trabajo ofrecen no solo alimentos al país (ejerciendo su Derecho Humano a la Alimentación) sino también como protectores del agua y la biodiversidad. Desde la audiencia manifestaron su intención de continuar trabajando unidos e hicieron un llamado a la movilización nacional, no solo de hombres y mujeres rurales sino con el acompañamiento de sus connacionales en las ciudades.

(1) la CNA – Coordinador Nacional Agrario; MNP – Mesa Nacional de Páramos; ANUC – Asociación Nacional de Usuarios Campesinos de Colombia; PUPSOC – Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano; CIMA – Comité de Integración del Macizo Colombiano; FENSOAGRO – Federación Nacional de Trabajadores del Agro Y ANZORC – Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina)

Otras Noticias

Fundación Chasquis: Comunicación al servicio de la paz
Leer Más
‘Nosotros seguimos’: Una huella imborrable
Leer Más
Editorial
Leer Más