Desde tierras Zenúes, el agua cuenta sus historias

Sede de Apropapur, Purísima (Córdoba)- Foto: Fundación Chasquis

La insistente pero refrescante brisa de Purísima va pasando la palabra de un integrante de Apropapur al otro. Sentados a nuestro alrededor, a la sombra de un kiosco en la sede de la organización, uno a uno nos cuentan las problemáticas de esta región ubicada a orillas del río Sinú. También nos hablan sobre las diferentes iniciativas mediante las cuales su comunidad se ha ido consolidando, poco a poco, como un modelo ejemplar de transformación hacia la paz en el país. Por último, conversamos acerca de un novedoso proyecto de resiliencia y memoria al que han bautizado ‘El Agua Contando Historias’. 

La Asociación de Productores, Pescadores, Agricultores y Artesanos Agroecológicos de Purísima (Apropapur) fue fundada en 1997 por campesinos, agricultores y pescadores del municipio de Purísima, en el departamento de Córdoba, y desempeña sus labores en la zona del Bajo Sinú.

Pero qué mejor que sea la misma Apropapur quien se presente primero a través de sus integrantes:

El primer tema que sale a flote durante nuestro encuentro con los miembros de Apropapur es el problema del acceso a la tierra. Aunque el campesinado comprende bien que en este momento la ley no permite que los terrenos de la ciénaga sean adjudicables, su reclamo parece más que justificado al hallarse la comunidad rodeada de grandes extensiones que son propiedad de ganaderos. 

“Mi gran pregunta es: si Córdoba poseía 2,554.000 hectáreas en baldíos, ¿quién le dio la titulación de los predios a tantos señores a raíz de la construcción de la carretera Lorica-Montería en el año de 1938? Y a nosotros que estamos en el territorio buscando por décadas que nos titulen o que al menos nos den la posesión y el uso de suelos, ¿qué?”, reclama Antonio Coneo, uno de los fundadores de Apropapur. 

Otra problemática para los labriegos es el acceso al agua potable. Una paradoja tratándose de un sitio enclavado en medio de un complejo cenagoso conectado al río Sinú, este último considerado el tercero en importancia en la vertiente del Caribe colombiano. 

“Estamos padeciendo una crisis por ese lado en cuanto a seguridad alimentaria”, afirma Juan Manuel Coneo, uno de los miembros más jóvenes del colectivo. Algo que ocurre a pesar de encontrarse su comunidad en una zona de amortiguamiento de agua, donde se asientan las lluvias provenientes del Alto Sinú. “Sabemos que tenemos un bloque que nos evita que este sistema de lluvias funcione naturalmente, que es la represa de Urrá. Acá, sea verano o no, si Urrá en cualquier momento define echar agua hacia acá pues nos inunda. Ellos deciden si estamos secos o con agua. Ya eso no lo define la naturaleza”. 

Ante este panorama, al que se suman la necesidad de un banco de semillas, las afectaciones sobre la tierra que deja el ganado o la pérdida paulatina de una identidad campesina entre las nuevas generaciones, resultan aún más encomiables los logros de los proyectos que actualmente adelanta esta organización social.

Entre ellos encontramos un proyecto de adaptación del sistema agrícola y piscícola de la región al cambio climático, así como una guardería para la protección de la tortuga Hicotea, especie que se encuentra amenazada por el tráfico de especies. 

Además, Apropapur lleva a cabo una labor social a través de la difusión del arte y la cultura, la cual se desarrolla actualmente con niños de la comunidad indígena del Cabildo de Comején, una vereda localizada a 10 minutos del casco urbano de Purísima. 

También cabe subrayar el proyecto GEF Conexión BioCaribe, liderado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Parques Nacionales, la FAO y el SIRAP Caribe, con el apoyo de las gobernaciones y autoridades ambientales, cuyo fin en su primera fase es conectar áreas protegidas con más de un millón doscientas mil hectáreas de ecosistemas que restablezcan la conectividad natural, para así garantizar los servicios ambientales que requieren las poblaciones de la zona.

Por último, se destaca ‘El Agua Contando Historias’, el cual nació a raíz de los encuentros organizados por la iniciativa ‘Transformemos Territorios Construyendo Paz’ para hacer acompañamiento a las comunidades en el marco de sus objetivos de contribuir a la construcción de paz en Colombia.

Pero para conocer en qué consiste ‘El Agua Contando Historias’, escuchemos a sus creadores:

Para conocer más acerca de Apropapur y sobre sus diferentes proyectos, se puede visitar su página web: http://www.apropapur.com.co/

Otras Noticias

Fundación Chasquis: Comunicación al servicio de la paz
Leer Más
‘Nosotros seguimos’: Una huella imborrable
Leer Más
Editorial
Leer Más