Crónica de un foro para salvar el corazón del mundo

Acompasados, algunos en sandalias, otros en zapatos de material y otros en tenis, repican contra la madera del escenario los pies de un ensimismado grupo de hombres y mujeres, todos ellos vestidos con atuendos de color blanco. El ritmo lo marcan instrumentos autóctonos de viento y percusión interpretados en vivo. El ritual de armonización espiritual se prolonga durante unos siete minutos, durante los cuales un auditorio para 200 asistentes casi lleno guarda respetuoso silencio.

Entre la multitud variopinta sobresalen los atuendos tradicionales de los cuatro pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta, quienes han llegado a Bogotá la noche anterior, directamente desde sus territorios, para expresar su clamor unificado al país: Estamos en un momento crítico para la SNSM. Necesitamos proteger el Corazón del Mundo. Pero no solamente para nosotros, no solamente para los pueblos de la Sierra, sino para todos.

Para comprender la importancia de esta jornada que ha sido organizada por el colectivo Amigos de la Sierra y apoyada por la iniciativa ‘Transformemos Territorios Construyendo Paz’, basta resaltar la presencia de algunos de los más importantes mamos de los cuatro pueblos originarios de la SNSM. Se trata de gobernantes que no suelen abandonar su territorio, mucho menos en un grupo que los congregue a todos. Se trata, realmente, de un momento histórico.

Algunos de ellos han viajado a pie durante dos días para iniciar su travesía desde el norte del país hacia la capital. Lo que está en juego para ellos, evidentemente no es un asunto menor. Queda así clarísimo su interés acerca del tema.

“Esta no es la voz de los pueblos, es la voz de la Sierra”, proclama el mamo José María Arroyo. “Por eso vinimos, para que no haya enfermedad, para vivir bien con nuestros hermanitos menores. Es por la división entre las personas que tenemos problemas”.

En contraste, ninguno de los ministros del Gabinete Nacional que han sido invitados al evento se presenta. Llegar al sitio del encuentro, en pleno corazón del centro bogotano, les habría tomado menos de diez minutos a pie. Se limitaron a enviar en su reemplazo a representantes con cargos menores dentro de sus carteras, junto con sus excusas. ¿Deja así en claro el Gobierno su interés acerca del tema?

Con el hashtag #SalvemoselCorazóndelMundo, posicionado rápidamente (a menos de dos horas de iniciado el foro) como tendencia en Twitter, tanto asistentes como ausentes de la sociedad civil envían cientos de mensajes de apoyo a esta causa. “Si el planeta fuera tu cuerpo, la SNSM vendría siendo tu corazón”, trina alguien. Una metáfora contundente. Algunas personas, incluso, postean fotografías de la SNSM que exaltan la magnificencia de este ecosistema considerado desde 1974 como Reserva de la Biósfera por la Unesco.

En sus propias lenguas o en castellano, los mamos y representantes de los pueblos exponen uno a uno las problemáticas, amenazas y retos que afronta actualmente la SNSM. Les acompañan académicos, investigadores y organizaciones sociales como el Cinep, Cosude, Dejusticia, la Procuraduría General de la Nación, entre otros. Al final, koguis, arhuacos, kankuamos, wiwas, expertos y ciudadanos coinciden en una cosa: Si no se actúa pronto, si el Estado no interviene de manera positiva, si no se logra un consenso entre sociedad e instituciones, si la Corte Constitucional no comprende la urgencia de un mecanismo de protección integral de este territorio… las consecuencias humanas y ecológicas para Colombia serán desastrosas e irreversibles.

Como lo expresó durante su intervención el mamo Vicencio: “Exigimos que nos escuchen, quiero que entiendan que este lugar tiene que seguir vivo. Si no, nuestros pueblos están condenados a exterminarse”.

Al final, a la hora programada para la rueda de prensa, los medios de comunicación brillan por su ausencia. Al revisar los sitios web de los principales informativos del país, es evidente que no es un día de grandes noticias que puedan opacar un acontecimiento como este. ¿Queda así en claro su interés acerca del tema?

Sin embargo, con la armoniosa actitud que les caracteriza, los pueblos deciden leer un comunicado dirigido a la Nación. Una joven rodeada por los mamos y los líderes indígenas de los cuatro pueblos de la SNSM es la encargada de dar voz al consenso. El eco de los aplausos en las paredes del Teatro del Agrado cierra una jornada cuyo mensaje debería ser escuchado por toda Colombia.

Ver el video con la declaración de los cuatro pueblos de la Sierra Nevada de Santa Marta:

Con este concepto se llevó a cabo el foro ‘Perspectivas, amenazas y retos en la Sierra nevada de Santa Marta’ el pasado 5 de noviembre en el Teatro del Agrado, en la sede principal de la Procuraduría General de la Nación.

Otras Noticias

Fundación Chasquis: Comunicación al servicio de la paz
Leer Más
‘Nosotros seguimos’: Una huella imborrable
Leer Más
Editorial
Leer Más